Camp Nanowrimo Abril 2017: ¿Habré superado mi meta? ¿Qué habré hecho?

El Camp Nanowrimo de Abril llegó a su fin hace casi una semana pero yo necesito hablar de él, de que sentí en este nuevo Camp y que me ha transmitido esta vez, ¿habré llegado a las 20K de palabras que me  había propuesto o no? ¿Qué me habrá pasado? Pues en esta reflexión os hablaré de eso y más.

Yo comencé con ganas y fuerzas el mes para llegar a las 20K, la meta esta vez era más pequeña que la que me había puesto en los dos últimos Camps que había sido de 25K. Al haberme puesto 20K me vi capacitada para hacerla bien y llegar a ella, pero varios sucesos ocurrieron en Abril que no me dejaron llegar a esas palabras, ¿qué fueron? Por un lado empezamos con una torcedura de un hueso del pie izquierdo que me lo dejó inmovilizado durante tres semanas (ahora lo puedo mover pero sin hacer movimientos bruscos ni deporte duro de saltar, correr, ect, a su vez debo hacer rehabilitación para ese pie) y por culpa del pie había noches en las que no podía escribir, no podía concentrarme del dolor y de lo que notaba que me molestaba, haciendo que mi concentración para escribir fuese mala y no al 100%. Después del pie, empecé a tener un poco de catarro junto con una bonita alergia, todo un mundo para mí, si en 2016 no había tenido catarros, en 2017 ya si, que se la va a hacer. Por último, a final de mes mi portátil decidió que era momento de fastidiarme y fallar, si, he tenido que llevarlo al trabajo de mi padre para que me lo arreglen y le cambien el disco duro, suerte que el arreglo es gratis xD. Estuve un día y medio sin portátil hasta que le ayudé a instalar todos los programas a mi padre en un ordenador suyo con lo que me dejó su ordenador viejo hasta que me devuelvan el mío arreglado, por eso podéis leer entradas en el blog y puedo programar páginas de Facebook, a la vez que pude escribir un poco más, no mucho, pero si lo suficiente para quedarme contenta con el resultado.

Con todo estos problemas que tuve y que como podéis ver no llegué a las 20K, ¿a cuántas palabras llegué? Pues este Camp fue el mejor para mí, casi supero mi meta, digo casi porque me quedaban menos de 3K para alcanzar mi meta, concretamente 2967 palabras, para un mes lleno de problemas tan gordos, conseguí hacer una gran cantidad de palabras, 17033, que no está nada pero que nada mal. En Julio aunque tengo recuperaciones y una comunión me volveré a apuntar, no solo me apunto para escribir y que la historia fluya, lo hago también porque las cabañas del camp son geniales y más si te toca con gente como con la que yo voy. En esa cabaña nos apoyamos entre todos, mejor dicho, entre todas (solemos ser siempre mujeres xD) y nos animamos a no decaer y que escribamos aunque sea 100 palabras diarias para no dejar que nuestra imaginación se marche y que las historias que intentamos escribir no queden en el olvido por no haber sido escritas en su momento.

Actualmente me está encantando la historia que estoy escribiendo, es también LGBT como la del año pasado, pero esta es de un tipo de LGBT que poco es tratado en la literatura, yo de este tema solo he leído una historia y me parece fatal que no haya más, y por ese motivo estoy yo escribiendo una historia que como lectora me gustaría leer y no existe.

¿Qué os parece como acabé el Camp de Abril? ¿Lo hice bien a pesar de todos los problemas que tuve el mes pasado? En Julio me volveré a poner 20K porque se que algún día llegaré a esa cifra en un mes y la superaré, yo se que si.

¿Para quién hago las entradas del blog?

Llevo más de una semana con una torcedura en el pie izquierdo, me queda hasta el 2 de Mayo (en teoría, a ver que pasa ese día cuando me mire el médico) y eso me hizo darme cuenta de cosas, de que tengo más tiempo para ver series y películas (la semana pasada vi como 7 películas  aproximadamente 20 capítulos de series (muchas de las series eran de capítulos de 20 minutos, pero igualmente, fueron muchos)), pero no iba a hablar de esto. Como tengo tiempo libre y me aburro porque poco puedo caminar me pongo a pensar en las cosas y en que sentido tienen, además tampoco tuve muchas clases esta semana.

Cómo sabéis hace unos meses empecé un canal de Youtube y poco a poco voy grabándome con la tablet de mi madre hasta que pueda pillarme una cámara para no tener que depender de la tablet de mi madre y poder grabar con algo más de calidad, y aunque no tengo 100 seguidores, me divierto grabando, aunque a veces pienso, si la gente ve el contenido de mi canal, ¿por qué no se suscribe? ¿Haré algo mal? Ni idea, pero me da pena ver que no subo en cantidad y eso que intento que mi calidad sea mejor cada vez, poco a poco. Aunque por una parte intento hacer contenido que pueda atraer al público y ganar visitas y seguidores. Aunque en esto estoy fallando y no se el motivo.

Pero el problema más grande que veo estos días está en el blog, ese problema es el tema de las entradas, ¿en verdad las hago por mí o por el contrario las hago por lo que pueda gustarle a la gente? Mi última entrada, bueno, la anterior a esta es sobre series y si están canceladas o renovadas, una pequeña parte de mí quería hacerla pero otra más grande dentro de mí dijo que había que hacerla por las visitas, si, solo me fijé en ese momento en las visitas y no en lo que me gustaba a mí verla en el blog, porque seamos sinceros, de todas las series que comenté en el post, no sigo la mayoría. A su vez tengo muchos más ejemplos de entradas las cuales hice por las visitas y los comentarios, no nos vayamos a olvidar de eso que también son importantes a la hora de llevar un blog para saber si a la gente le gusta o no el contenido.

¿Por qué hago esto? ¿Por qué no hago las entradas por mí como al principio cuando las visitas no eran tan importantes como lo son ahora? Pues poco puedo decir, solo se que intento que la gente me lea porque se que como mi blog es de Worpdress me es más difícil conseguir seguidores y eso hace que piense que con más visitas conseguiré más cosas. Todavía sigo consiguiendo lo mismo que si tuviese menos visitas, lo que aquí importan son el número de seguidores.

¿A vosotros lo de las entradas no os pasa? Porque por ejemplo las entradas de los premios son algo que digo yo quiero saberlo y se que ellos también, así que las hago no por mí al 100% porque que yo podría mirar las nominaciones y resultados sin problema y sin pasarme tiempo delante de la pantalla del ordenador haciendo una entrada. No se, me siento rara con todo este tema, el hacer entradas que no me llaman solo por la gente no es lo que pretendía yo del blog y es lo que está pasando. Debería ser al revés, hacer entradas que a mí me gustaría leer y que no leo porque nadie se atreve a hacerlas. Con las historias que escribo soy mejor en eso de hacer las historias que me gustaría a mí leer, entonces, ¿por qué con el blog no puedo ser así? ¿Qué me está fallando? ¿Debería tomarme unos días libres y recapacitar con el blog? Puede que lo haga, recapacitar sobre el blog y pensar en lo que yo hago y debo hacer por mí y no por los demás. ¿Qué pensáis vosotros?

Camp Nanowrimo: ¿Por qué me apunto de nuevo?

Llevo 7 días de camp para escribir 20K de palabras y llevo 6K, parece que voy mal, pero no he tenido casi tiempo para ponerme a escribir, así que me parece todo un logro llevar tantas. Pero tranquilos que me pondré más en serio. Aunque os voy a contar un pequeño secreto, que no salga de aquí o os deberé matar, na, es broma.

Para aquellos que recuerden, me había apuntado al Nanowrimo de Noviembre con una historia LGBT sobre un violinista, pero, ¿qué pasó con ella? Desapareció, no al 100% pero casi, las 10K que había conseguido escribir están mal, fatal, no, horrible. ¿y eso? En vez de seguirla primero debería reescribir mucho y me da pereza ahora que no tengo mucho tiempo para eso, así que dije, vamos a pensar otra cosa.

Cierto día viendo una mini serie se me vino una idea, estuve unos cuantos días dándole una vuelta, cuando una amiga leyó la sinopsis y las 500 primeras palabras que había escrito en un momento en el móvil, y me dijese que la historia pintaba bien con la sinopsis y lo que tenía, que debía escribirla, que debía hondar en temas que muy poca gente honda a la hora de escribir. Además de esto, de que a una amiga le gustase lo que estaba haciendo, esta historia me hizo abrirme como persona y contar al mundo que soy de una forma, pero no diré nada ahora porque no quiero cagarla con el tema. Otra amiga mía leyó la sinopsis y dijo que si lo abordaba bien y con cabeza iba a quedar una buena historia porque tengo una buena idea en la cabeza y las ideas claras.

¿Llegará a buen puerto la historia? Eso el tiempo lo dirá, por el momento yo disfruto escribiéndola, sacando mis ideas de la cabeza y plasmándolas en hojas en blanco sin escribir del Word. Una historia que tiene una premisa que me gusta. Como sabéis, yo escribo historias que me gustaría leer, es decir, historias que como lectora quiero descubrir y que nadie escribe. ¿Llegaré a las 20K este mes? Quien sabe, ya se verá a final de mes, pero no me importa no llegar a las 20K, ¿a no? No, con disfrutar y escribir como yo quiero la historia me conformo. Además me encanta la cabaña del camp que hago con mis chicas de los fandoms de Sherlock y Yuri On Ice, porque entre todas nos apoyamos mutuamente y nos damos muchos ánimos para llegar lejos con las historias. Compartir con gente así las cabañas de camp son una de las mejores experiencias que guardo de los camps.

¿Vosotros estáis apuntados al camp? Si es así, ¿cuántas palabras o páginas (ya que ahora se puede poner el contador de páginas) os habéis marcado? Si se puede saber, ¿de qué va vuestro proyecto? Si no estáis apuntados, ¿alguna vez os habéis apuntado o tenéis ganas de apuntaros alguna vez? El próximo Camp Nanowrimo donde pones tú la meta es en Julio y luego como no viene en Noviembre el gran Nanowrimo sin cabañas ni nada.

¿Por qué ese nombre? ¿Por qué motivos cree el blog?

Vuelvo con una reflexión a la que le tenía ganas, una reflexión que llevo pensando desde hace mucho y que ya era hora de ponerme a ello y hacerla. En este post hablaré de cosas que nunca he hablado porque no era el momento o porque nunca pensé que haría falta. Pero hace tiempo hablando con gente me surgió la duda de por qué motivo decidí abrir mi blog, dicha duda me viene comiendo la cabeza desde hace tiempo y ya es hora de que la solucione. Así qué, ¿por qué me decidí a abrir un blog? Esta pregunta es importante que todos en algún momento nos hicimos y seguramente nos la hacemos aún a día de hoy. En mi caso, abrí mi blog para tener mi propio rincón en la red donde expresarme con libertad y desahogarme con él. Un espacio para mí abierto al público, donde la gente podía y sigue podiendo comentar que les parece lo que les enseño en mi rincón que tiene de nombre El Rincón de Larelop. Lo de Larelop viene por mi nombre y mis apellidos es una combinación que me pusieran en informática para mi usuario en los ordenadores del colegio hace ya un tiempo, pero no estamos aquí para hablar de eso, sino del significado de mi blog. Usé Larelop porque me parecía original, me parecía que iba con mi esencia y a día de hoy sigo pensando igual. Muchos sabréis que antes de este blog, tuve uno del mismo nombre en Blogger y dejé esa plataforma por los fallos que daba, porque mi blog tenía entradas horribles, entradas que parecían de niña pequeña y lo peor de todo es que esas entradas eran las más visitas, con lo que si quitaba ese tipo de contenido de mi blog acabaría con muy pocas entradas y las visitas caerían. Así que decidí moverme, decidí que era tiempo de explorar nuevos horizontes y aquí me tenéis, con un blog que me gusta más que en la otra plataforma, aunque llegue a menos gente y me siga menos, pero me da igual. Yo hago el contenido del blog por mí, yo comento lo que me gusta a mí, yo hago las cosas por mí. Y vosotros, ¿por quién subís las entradas a vuestro blog? ¿Por vosotros o por la gente que os pueda llegar a leer y/o comentar dicha entrada?

Otro motivo del que quiero hablar es de que quiere la gente conseguir con el blog, muchas veces hay gente que no sabe que quiere porque desea muchas cosas; pero nunca saben lo que de verdad quieren, ¿a no? Pues no, conocí bloggers hace tiempo que querían conseguir tantas cosas que acabaron estrellándose o los que siguen, algunos andan intentando copiar o imitar a gente que tiene más claro lo que busca ya sea con su blog o web y también en ese caso se han estrellado, normal, si el copiar o imitar no suele traer nada positivo. Ains, si es que así no se aprende.

A la larga seguro que querré más cosas con el blog, pero por el momento estoy feliz en que sea mi espacio en la red y que cada vez que hago un post sea mejor y mejore en todos los aspectos, si algún día mi blog me da rentabilidad pues bienvenida sea, por el momento busco disfrutar sin agobiarme con lo que hago y también como no, intento disfrutar compartiendo las cosas que se me van pasando por la mente.

Espero que con esta reflexión vosotros penséis en el significado de vuestro blog y en que queréis de él ahora, no en un futuro lejano; porque eso acaba deprimiendo un poco al ver que no se alcanza tan rápido como se esperaba. Mejor poneros objetivos a corto plazo para el blog. Yo tengo los míos y son, disfrutar como hasta ahora haciendo las entradas y mejorar la forma de hacerlas.

¿Qué os ha parecido la reflexión? ¿Qué pensáis de lo que he hablado? Contarme en comentarios vuestras impresiones.

Si te gusta algo, hazlo

Antes de empezar con la reflexión que os traigo este mes, quiero daros las gracias a todos por las más de 6300 visitas que tuvo el blog en Enero y también porque en Enero llegamos un día a tener más de 550 visitas. A su vez, conseguimos ser ya más de 255 seguidores por aquí. Para mí, es mucho y significa que os gusta mi contenido, ésto es un aliciente para seguir con el blog y con la calidad de entradas que hice en Enero; porque muchas de ellas superaron las 150 visitas en un día. Bueno, no me enrollo más con esto y vamos a lo importante de la entrada que es la reflexión.

reflexiones

Como dice bien el título, si te gusta algo, hazlo. ¿Por qué digo esto? Porque estoy cansada de ver comentarios de gente desprestigiando el trabajo de otros, haciendo incluso que se sientan miserables y pequeños. La gente tiene ya sus problemas como si no fueran suficientes que vosotros por algo que no os gusta que hace, ya les atacáis y no puede ser. Tengo dos ejemplos, podría poner muchos más sobre esto, pero con estos dos sabréis a lo que me refiero. Esta entrada, va de eso, de que no tires la toalla, que la gente que suele comentar negativamente lo hace muchas veces por envidia, porque no tiene otra cosa mejor que hacer o porque le gusta hacer que otra gente sea insignificante.

Yo sigo a una cosplayer inglesa, hasta la tengo como amiga en una de mis cuentas de Facebook. Vale, hasta ahí todo normal. Esa mujer tiene cosplays geniales de Disney, Doctor Who, Star Wars, ect. ¿Nada raro verdad? Pues si lo hay. ¿Él qué? En Enero vi que  hizo el makeup de Moana, no era lo mejor del mundo, pero yo se podía mejorarlo, ya que ella hace makeup test geniales. Una mujer blanca haciendo un personaje de color debería ser algo normal; pero no. Recibió muchos comentarios negativos sobre que ella no podía hacer ese cosplay, ¿y eso por qué motivo? Por no tener su tono de piel y porque los blancos no deberíamos hacer personajes de color o que no se asemejan a nuestro tono de piel. Entonces, ¿si ellos hacen cosplays de personajes blancos está bien visto? Si y al revés también. Ella por culpa de tantos comentarios negativos se sintió mal, tanto es así que borró su foto del makeup y pidió disculpas tanto en su Instagram como en su página de cosplay. No debería haber borrado nada, pero yo se que por lo que observo que ella es una persona con problemas y que si le pasan estas cosas se siente mal. No hagamos sentir mal a la gente.

El otro ejemplo que os quiero contar fue hacia mi persona. Yo nunca he echo un cosplay a base de patrones ni nada; pero esto no viene al caso, bueno, en parte si viene, ahora lo entendéis mejor. En 2015 hice la versión de Khan de Star Trek en la Oscuridad. Cuando subí el álbum y lo compartí en un grupo, nadie dijo nada. Pero señoras y señores cuando hice el Cosplay Vs Character y lo puse en un grupo; ¿qué hizo la gente? Se me tiró encima, literalmente; diciendo que eso no era cosplay, que eso era ropa de deporte y ya estaba, que no debería seguir haciendo cosplay, que no era buena, que no valía para nada y muchas cosas más. Aunque hubo gente que me apoyó, otra fue a herir y a mí me la sudaba y es raro que me suden este tipo de cosas; pero esta vez si me sudaba, no estaba por la labor de seguirles el juego, no estaba de humor para cabrearme; porque yo cuando me cabreo, me cabreo a base de bien y mucha gente lo sabe, así que cuidado conmigo. Volvamos al tema que nos repercute, el cosplay sencillo. ¿Si el personaje es sencillo en ropa? ¿No es cosplay? Sigue siéndolo y si no fuese, no me hubieran reconocido en el evento como lo hicieron algunas personas.

Como ya dije antes, tengo muchos más casos hacia mi persona y amigas a las que le han dicho cosas; pero no voy a enumerar todas esas ocasiones; porque no quiero y sino esto se haría eterno, y no es plan.

Siguiendo con el título de la entrada no pienses que no eres capaz de hacer algo, que si lo haces la gente te criticará y te deprimirás. Déjales, que a quien le debe gustar el resultado final es a uno mismo. Si a la gente no le gusta, que más da. Lo importante aquí es que a uno mismo si. Te animo a no tirar la toalla, no te rindas tan fácilmente, no dejes que otros ganen, no dejes que otros te digan que es lo que puedes y no puedes hacer. Solo tú eres dueño de tus actos y solo tú puedes saber lo que debes y no debes hacer.

Mira, yo no la tiré a raíz de esos comentarios, he seguido haciendo cosplay y seguiré haciéndolo; porque cuando lo hago me siento feliz, eligiendo el personaje mirando telas, mirando pelucas y haciendo los test de makeup. Si mi cosplay fuera malo, no me lo reconocería nadie y no me darían ni fav ni me comentarían las páginas oficiales de las sagas o personajes de los que hago cosplay.

Así que nunca te rindas, nunca tires la toalla por unos cuantos comentarios negativos. Sigue adelante, sigue disfrutando haciendo las cosas. Sigue haciendo aquello que te anima y te hace sentirte feliz. Porque para deprimirnos ya está la vida, así que no dejes que te quiten esos pequeños momentos de felicidad.

¿Qué pensáis sobre el tema? ¿Qué os ha parecido mi reflexión?

Esto se que no tiene que ver con la reflexión, pero me he apuntado a los premios boolino con mi blog y me gustaría que por favor me votarais, no tardáis mucho y a mí me harías feliz. Que me encantaría llegar a ser finalista (aunque me quedan muchos puntos para hacerlo y además hasta Mayo queda mucho tiempo); pero participar ya para mí es una promoción buena para el blog. Ahora si, no os doy más la lata y os dejo comentar la entrada.