When We Rise: Una Mini Serie LGBT Importante

Datos:

Directores: Dustin Lance Black,  Dee Rees,  Thomas Schlamme,  Gus Van Sant

Reparto: Guy Pearce,  Mary-Louise Parker,  Rachel Griffiths,  Jonathan Majors, Austin P. McKenzie,  Carrie Preston,  Emily Skeggs,  Michael Kenneth Williams, Vanessa Ross,  Luis Jose Lopez,  Alika Autran,  Cooper Chow,  Jason Deline, Adam DiMarco,  Fiona Dourif,  Nick Eversman

Sinopsis:

Crónica del movimiento por el derecho de los homosexuales en los Estados Unidos, arrancando en Stonewall en 1969.

Opinión:

When we Rise  no es la típica historia LGBT ni mucho menos donde chico conoce chico y se enamoran y poco más, es una mini serie de la ABC dirigida por Dustin Lance Black, quien no solo es conocido por ser el prometido del saltador de trampolín acuático Tom Dayle sino que es un activista de los derechos LGBT y además tiene un Oscar por producción en la película Milk (también LGBT), que nos cuenta una historia dura y llena de verdad. Dicha historia está basada en hechos reales y eso le da un punto a su favor para darle una oportunidad porque así descubres cosas que pasaron y no fueron muy comentadas.

Es una mini serie llena de valores, donde se te enseña que pasó con el colectivo LGBT en San Francisco en los años 70 más o menos. Es una serie donde se ve la diferencia entre pertenecer o no a ese colectivo, ¿por qué? Porque no estaba bien visto que alguien perteneciese a ese colectivo; la gente los ninguneaba, los pisoteaba y hasta les daban palizas donde la policía no hacía nada de nadan, algo vergonzoso y doloroso de ver a la vez. A lo largo de los pocos capítulos que dura vemos como este colectivo intenta conseguir sus derechos y libertades, conseguir lo que otras personas tienen y ellos no porque la sociedad no está preparada para ellos. Como la historia se desarrolla a principios de los 70 en San Francisco se hace mención a Harvey Milk y su campaña por la presidencia de la ciudad, al ver este guiño hacia Milk supe que la serie debía ser compartida con vosotros, que debía hacerle crítica si o si y eso estoy haciendo.

Conocí la serie cuando se empezó a rodar a principios del año pasado más o menos y cuando supe que Dustin había pasado muchos años escribiendo el guión me asombró, cuando salió el primer tráiler me sorprendió y aún faltaban unos meses para que la serie saliese, eso hacía que mis ganas por ella fueran en aumento.

Esta mini serie cuenta con un reparto muy bueno, desde actores ya conocidos como Guy Pearce (a quien conocemos de Holding the Man, entre otros papeles), Whoopi Goldberg (a quien no hace falta presentar porque ya todos la conocemos) o Rossie O’Donnell (conocida por Los Picapiedra o la serie Familia de Acogida), hay muchos más actores conocidos en la serie, pero también hay actores nuevos o poco conocidos como Austin P. McKenzie (quien interpreta al joven Cleve Jones, uno de los protagonistas indiscutibles de la historia y quien nos enseñará valores y como ver la vida desde otro punto de vista) o Emily Skeggs (la joven Roma Guy, el otro personaje principal que también nos enseñará cosas y sobre todo a ver como estaba el colectivo de lesbianas en esa época, ella consigue grandes cosas cuando se muda a San Francisco y ayuda a las lesbianas que están en la asociación de lesbianas de la ciudad). Al principio Roma y Cleve no se llevarán muy bien, pero a medida que pasan los capítulos su amistad se hace más latente, tanto es así que ambos trabajarán juntos en la campaña de Harvey Milk para la presidencia de la ciudad, unirán sus esfuerzos en conseguir más apoyo y financiación en la campaña.

La banda sonora, la cual está producida por Disney, nos acompaña durante la mini serie y nos ayuda a entender mejor muchas cosas y a ver muchas otras de otra forma, haciendo que la historia cobre mayor importancia.

En definitiva, es una mini serie que merece la pena verla, no solo por ser una mini serie LGBT ni mucho menos, sino por el tema que trata y como está siendo tratado. A su vez, la recomiendo porque gracias a esta mini serie sabes mejor que pasó en los años 70 en una zona como San Francisco.

Nota: 8,5

Tráiler:

 

¿Conocíais la serie? ¿La habéis visto o tenéis ganas? En España la podéis ver a través de HBO, ¿qué os ha parecido mi crítica?

Holding the Man: Una Película LGBT Maravillosa

Datos:

Director: Neil Armfield

Reparto: Ryan Corr,  Craig Stott,  Guy Pearce,  Sarah Snook,  Anthony LaPaglia,  Kerry Fox, Ngaire Dawn Fair,  Tom Hobbs,  Gina Riley,  Tessa de Josselin,  Lee Cormie, PiaGrace Moon

Sinopsis:

Tim y John son dos jóvenes que se enamoraron en su adolescencia, mientras asistía al instituto solo para chicos. John tenía una vida llena de éxitos, siendo el capitán del equipo de fútbol, mientras que Tim luchaba por su sueño: ser actor, que consigue un pequeño papel en Romeo y Julieta. Su historia de amor duró 15 años, que les sirvió para ver todos los obstáculos que marcaron sus vidas: las rupturas, las discusiones, la discriminación, las tentaciones, los celos y las pérdidas. Parece que son una pareja indestructible, hasta que el único problema que no puede resolver el amor, se interpondrá en sus caminos.

Opinión:

Holding the Man es la adaptación de la novela biográfica del mismo nombre, cuya historia nos relata lo mismo que el libro, aunque empezando un poco más avanzada la historia,  mientras que en el libro el protagonista, en este caso Tim empieza a descubrir su cuerpo con 12  13 años, en la película nuestros protagonistas ya tienen 15 – 16 años y descubren su sexualidad y lo que sienten el uno hacia el otro haciendo que la historia sea bonita y mágica.

Si habéis leído el libro, sabréis de que va la historia, sino, os recomiendo primero leeros el libro y de paso leer la reseña que subí el miércoles de esta semana al blog. Porque el libro te arroja más detalles que la película, aunque dicha película sea una adaptación bastante fiel al libro.

A lo que iba, esta película la descubrí de forma casual un día buscando algo para ver, me llamó la atención el cartel y que fuese LGBT, sin leer la sinopsis la vi y no solo una vez ese día, sino dos. Me había impactado tanto que quería volver a verla una y otra vez. Y desde hace un año que la he descubierto, la veo por lo menos una vez al mes y no me canso de ella.

En esta película tenemos actores a los que yo ya había visto actuar con anterioridad como es el caso de Anthony LaPaglia, a quien le había visto en The Eichmann Show, también había visto actuar ya con anterioridad a Guy Pearce a quien lo conocía de películas como El Discurso del Rey; en el caso de Guy no es la única película LGBT donde participa, también lo hace en la mini serie When We Rise (Mini Serie que haré crítica el mes que viene, ya que este en una encuesta de Twitter ganó Legion). A su vez, hay actores poco conocidos como son los que interpretan a Timothy (Ryan Corr) y a John (Craig Stott), ambos se compenetraban tan bien que me gustó ver la química que tenían a la hora de actuar y de hacer las cosas.

Esta película no solo es interesante por la historia que trata, sino que es una película donde todo juega un papel destacado, la forma en la que la música se une con las escenas te transporta a la época y hace que disfrutes más y más de lo que ves haciendo que formes parte indiscutible de la forma de pensar y vivir de Tim y John. A su vez, no solo la música juega un papel destacado, hay más cosas que juegan un papel como es el caso de la iluminación, hace que la forma de ver las cosas sea diferente, que sea tan clara las imágenes; incluso las de noche, hace que la historia se vea diferente y de forma que nunca antes te habías imaginado.

Para los que ya sabéis de que va y cómo la historia acaba, os recomiendo de todos modos ver la película y disfrutarla, sobre todo porque descubriréis algo maravilloso, algo que hizo que mi percepción hacia el colectivo LGBT cambiara de tal forma que ahora veo las cosas mejor y cómo la gente a finales de los años 60 y principios de los 70 lo pasaba mal porque no podían disfrutar al 100% de su condición sexual. Por ejemplo, en la película vemos como el padre de John es poco permisible con la relación de su hijo con otro hombre y eso hace que les prohíba a ambos estar juntos, aunque como sabemos, si a un adolescente de 16 – 17 años le prohíbes algo, más ganas tendrán de hacerlo y eso hace, John se escapa con Tim para vivir en paz y vivir juntos como la pareja que son.

Es una historia desgarradora que hace que te plantees la vida de otra forma y quieras saber más y más sobre ambos, sobre todo de Tim, quien es quien nos cuenta la historia de cómo conoció y se enamoró de John.

Recomiendo a todo el mundo disfrutarla y descubrir por sus propios ojos la historia que os he ido contando tanto en la reseña como en esta crítica.

Nota: 8,7

Tráiler:

¿Conocíais la película o el libro? ¿Habéis visto la película o leído el libro? ¿Tenéis ganas de verla y de leer el libro? ¿Qué os ha parecido mi crítica?

Beauty and The Beast

Datos:

Director: Bill Condon

Reparto: Emma Watson, Dan Stevens, Luke Evans, Emma Thompson, Ewan McGregor, Ian McKellen, Kevin Kline, Josh Gad, Audra McDonald, Gugu Mbatha-Raw, Stanley Tucci, Hattie Morahan, Adrian Schiller, Chris Andrew Mellon

Sinopsis:

Adaptación en imagen real del clásico de Disney “La bella y la bestia”, que cuenta la historia de una joven que, para salvar a su padre, decide acudir a un castillo y quedar ahí atrapada junto a una bestia maldita.

Opinión:

Disney ha vuelto a traer a la vida otro clásico de los suyos y esta vez con personas de carne y hueso. Actores conocidos y algunos repiten en el mundo de Disney, ¿quién repite en el universo de Disney – Pixar? Josh Gad, ¿ah, sí? Pues sí, ha prestado ya su voz para otra película oscarizada de Disney, ¿cuál? Frozen y os sorprenderá, él fue Olaf, si como lo estáis leyendo. Interesante, ¿verdad? El resto de actores se estrenan en Disney con esta película, casi todos británicos. Dan Stevens hace de la Bestia y le hemos visto ya en la serie Downton Abbey entre otros papeles. Emma Watson es nuestra protagonista, es decir, Bella y aparte de haber participado en la Saga de Harry Potter como Hermione, la hemos visto en películas como Las Ventajas de ser un Marginado o Mi Semana con Marrilyn. Luke Evans encarna a Gaston, el bárbaro y apuesto del pueblo que tiene a todas locas menos a Bella, aparte de ser conocido por haber interpretado a Bardo en la trilogía de El Hobbit ha participado en otras películas como High Rise o La Chica del Tren. Al resto también los conocemos de antes, entre ellos están los siguientes: Ian McKellen es Din-Don y como no, es conocido por la saga de El Señor de los Anillos y la saga de X-Men, Ewan McGregor interpreta al mejor amigo de Din-Don, es decir, a Lumiere y él se conoce de las películas de Trainspotting (ya sabéis que en mi blog tenéis la crítica de la segunda parte), Lo Imposible, la saga de Star Wars y en Abril le veremos en la tercera temporada de Fargo haciendo de dos gemelos; Stanley Tucci también es un actor conocido y no solo por la saga de Los Juegos del Hambre, también se le conoce por El Diablo Viste de Prada y porque tiene varios libros, él interpreta un nuevo personaje que no salía en la versión original, Maestro Cadenza. También como conocidos tenemos a la genial Emma Thompson, que ella no creo que necesite ser presentada, porque su carrera es asombrosa y mi primer acercamiento con ella fue en La niñera mágica y el personaje que ella hace es el de la señora Pots.

Empecemos a hablar de la película antes de que me pase casi toda la crítica hablando del cast, el doblaje en varios actores no me convenció nada de nada, debería verla en VOSE para ver si es mejor, vale, la vi doblada por mi madre y es la primera película de Ewan McGregor que veo así y nunca más, su voz es muy importante a la hora de dar vida a un personaje y más aquí cuando tuvo muchos problemas para poner un acento francés y eso que su mujer que es francesa le ayudaba a mejorar en ese aspecto. Siguiendo con el doblaje, algunos me parecieron un poco cutres y poco trabajados. Sí, es cierto. Había escenas en las que parecía que me dormía escuchando hablar a los dobladores, vale que el doblaje es importante, pero cuando hay huelga de dobladores y se utilizan algunos no aptos hacen que la cosa no sea de lo mejor del mundo. Sé que algunos doblajes no estaba mal, como era el caso del de Luke o el de Josh, pero otros si me dejaron mucho que desear.

Vale sí, no todo en esta crítica es negativo, la ambientación es preciosa y sobre todo la ropa, estaba muy bien trabajada y eso hacía que se disfrutase muy bien. Los detalles de los trajes de Bella eran asombrosos, a la vez que el aspecto de Bestia de Dan Stevens o la ropa que llevaba Gaston (ropa que no descarto hacer en cosplay en un futuro y la llevo pensando hacer desde que salió la primera imagen oficial de él). Siguiendo con cosas que me gustaron, las canciones, aunque en castellano no fueron de mi agrado, saber quién las había compuesto de nuevo me encantó, además si escucháis la canción de Gatson en inglés os sorprenderéis de lo bien que Josh y Luke cantan y descubriréis una nueva forma de conocer esa canción.

Aunque en algunos aspectos me quedo con la versión en dibujos animados con otros como el vestuario y las canciones en inglés cantadas por un cast lleno de hombres que lo hacen de cine me quedo con esta versión.

Nota: 6,75/10

Tráiler:

¿Conocíais la película? ¿La habéis visto o tenéis ganas? ¿Qué os ha parecido mi crítica?

Trainspotting 2

Datos:

Director: Danny Boyle

Reparto: Ewan McGregor, Robert Carlyle, Jonny Lee Miller, Ewen Bremner, Kelly Macdonald, Shirley Henderson, Steven Robertson, Anjela Nedyalkova.

Sinopsis:

Han pasado 20 años desde que Mark Renton abandonara Escocia, y la heroína. Ahora, Renton vuelve a su Edimburgo natal con el objetivo de rehacer su vida y reencontrarse con sus amigos de toda la vida: David “Spud” Murphy, y Simon “Sick Boy” Williamson; al mismo tiempo que Francis “Franco” Begbie sale de la prisión con sed de venganza…. Secuela de ‘Trainspotting’ (1996), basada en ‘Porno’, la siguiente novela de Irvine Welsh.

Opinión:

Aunque en un primer momento la película se iba a llamar Porno, dado que el libro del que se basa se llama así, al final no le llamaron así y le llamaron como la conoces ahora Trainspotting 2.

20 años han pasado desde que la pandilla más famosa de Edimburgo no se juntaba de nuevo. En esta nueva entrega, vemos a todos cambiamos, algunos más que otros. Mark (Ewan McGregor) ha cambiado tanto que ya no es el mismo de antes, parece otra persona; ha dejado por fin las drogas y después de un curso, trabaja en Ámsterdam, donde vive con su mujer. En cuanto a Simon (Jonny Lee Miller), sigue siendo casi el mismo, sigue colocándose, sigue haciendo chantajes a la gente, pero ahora regenta el bar de su tía, bar que poco dinero da, ya que poca clientela tiene y por eso quiere remodelarlo y convertirlo en un negocio más próspero y rentable. Spud (Ewen Bremmer) ha tenido un hijo, pero por culpa de las drogas no puede verlo mucho; ya que la madre del chico no le deja. En cuanto a Frank o Franco (Robert Carlyle), como quieras llamarlo; ha pasado casi todos esos 20 años en prisión y aunque tiene un hijo que ya va a la universidad, siente que ha fallado como padre y como marido, ¿por qué piensa así?, piensa así porque sabe que no ha podido estar con su hijo el tiempo necesario para enseñarle su oficio, para enseñarle como él trabaja y se gana la vida. ¿Y la chica? Pues ella poco sale, aunque la vemos ahora ejerciendo de abogada para un buffet caro de la ciudad.

Mark vuelve a Edimburgo para reencontrarse con todos y para limar asperezas. Con algunos lo consigue pronto; pero con otro no. Mark solo quiere que todo sea como en el pasado, donde los cuatros se llevaban bien. ¿Lo conseguirá?

La escena que más asco me dio ha sido sin duda la del vómito de Spud cuando intentaba suicidarse. Y la escena que más gracia me dio fue sin duda alguna cuando Mark se pone a cantar y Simon se pone a tocar el piano en un bar de protestantes sobre la batalla de 1690.

La esencia de la anterior entrega sigue vigente, se nota como el tiempo ha pasado y como no pueden olvidar los problemas del pasado. También se nota como la vida ha pasado pero como se aferran a sus recuerdos, tanto buenos como malos. De tal manera, que hace que haya flashbacks que nos transporten al pasado y recordemos escenas míticas de la primera entrega.

[Choose life. Choose Facebook, Twitter, Instagram and hope that someone, somewhere cares. Choose looking up old flames, wishing you’d done it all differently. And choose watching history repeat itself. Choose your future. Choose reality TV, slut shaming, revenge porn. Choose a zero-hour contract, a two hour journey to work. And choose the same for your kids, only worse, and smother the pain with an unknown dose of an unknown drug made in somebody’s kitchen. And then… take a deep breath. You’re an addict. So be addicted, just be addicted to something else. Choose the ones you love. Choose your future. Choose life.Mark Renton to Veronika]

Simon sigue siendo mi personaje favorito, sigue siendo el personaje mejor construido desde mi humilde punto de vista. Es un personaje que tiene una motivación clara y sabe que quiere, aunque en el pasado la cagara con su bebé y dejando que Mark se saliese con la suya. Sabe que quiere conseguir con el bar que ha heredado y quiere intentarlo a toda costa. ¿Lo acabará consiguiendo o alguien se lo interpondrá en el camino como la última vez?
La música nos transporta tanto al presente como al pasado, recordándonos la primera película y haciendo que sintamos nostalgia y ganas de volver a disfrutarla una vez más.

Danny Boyle consigue lo inimaginable, volver a reunir a un grupo de actores que juntos son como una máquina bien engrasada. Todos saben cómo complementarse unos a otros, haciendo que eso sea una delicia para el espectador.

Pocos nuevos personajes aparecen en esta secuela, el único que se destaca es el de la prostituta búlgara llamada Veronika (Anjela Nedyalkova) que trabaja con Simon para conseguir dinero para su próximo proyecto empresarial y que a su vez, se lía con el mejor amigo de Simon.

Película recomendable para aquellos que adoran el cine británico, que son seguidores de algunos de los actores o del director y para aquellos que disfrutaron con la primera parte y cuando supieron de la segunda, querían verla a toda costa. Otra cosa, esta película para verla hay que hacerlo en inglés, ya que las voces de los actores juegan un papel muy importante en cada escena, haciendo que la voz a veces sea lo más importante y lo que denote el tono con el que se va a desarrollar dicha escena.

Nota: 8

Tráiler:

¿Conocíais la película? ¿La habéis visto o tenéis ganas? ¿Qué os parece mi crítica?

Santa Clarita Diet: Como intentar hacer una serie buena y cagarla

Datos:

Director: Victor Fresco (Creator), Ruben Fleischer, Marc Buckland, Ken Kwapis, Lynn Shelton, Tamra Davis, Dean Parisot

Reparto: Drew Barrymore, Timothy Olyphant, Thomas Crawford, Christina Ferraro, Terry Walters, Ramona Young, Natalie Morales, Bernadette Balagtas, Leslie Dianne, Dan Gruenberg, Liv Hewson, Roxana Ortega, Joy Osmanski, Senyo Amoaku

Sinopsis:

Joel y Sheila Hammond son agentes inmobiliarios y residentes en Santa Clarita, en la periferia de Los Ángeles, donde trabajan como agentes inmobiliarios. Su vida es bastante anodina hasta que Sheila sufre un cambio radical, que los lleva por una senda de muerte y destrucción… pero en el buen sentido.

Opinión:

Santa Clarita Diet es una serie un poco rara, me interesó por el tema que trataban y por ciertos actores, pero a medida que iba viendo sus capítulos no me llamaba tanto. Le dieron mucho hype poniendo a Nathan Fillon en el tráiler y tristemente, él solo sale en un capítulo, cosa que no me gustó mucho, pero que se le va hacer.

Aunque he visto la serie al completo, no es una serie que recomendaría, a no ser que quieras pasar un rato algo entretenido o que no tengas tiempo para ver una serie de capítulos largos; ya que esta serie cuenta con capítulos de solo veinte minutos de duración y en total tiene solo diez capítulos. Así que si buscas algo corto y que te pueda evadir un poco, no está mal que la veas.

La historia desde mi punto de vista no está tan pulida como debería estarlo, hay partes en las que pensaba en dejar de verla; pero sabía que debía seguirla, el motivo de porque no la abandoné fue porque al ser corta, se hacía amena. No me hizo gracia y eso que lo pretende, su humor es tan absurdo que no me reía con él. Tampoco es una serie que diga, merece la pena verla y recomendarla por todos lados. Porque este no es el caso.

A parte de Nathan, que fue uno de los dos actores que me hicieron ver la serie en un primer momento, también está el protagonista masculino (Timothy Olyphant, a quien ya lo había visto en la película Soy el Número Cuatro). Aguanté el peñazo de Drew Barrymore y su humor absurdo y sin sentido. Porque admitámoslo, ella no tiene mucha gracia y aquí lo intenta de forma que dices, por favor, deja de hacer esto y de intentar ser graciosa, no lo eres.

El final fue tan raro y tan absurdo, pero un final donde le dan esperanza a la madre de curarse y cuando la doctora que lo hará, no lo hace y se marcha, acaba. Es decir, ¿hay que ver más serie para saber cómo continuará la historia de la muerta y su familia? No gracias, no quiero más serie. Ya aguanté una temporada y me ha bastado para decir que no más, que no quiero saber más de Santa Clarita y sus habitantes con secretos; porque me está recordando esto un poco a una serie de una urbanización donde había algunos vampiros y el resto eran humanos. Porque la premisa me pareció igual en un primer momento y eso es lo que he pensado al acabar la temporada, así que conmigo no cuenten para una segunda temporada.

Ya sé que a muchos les ha gustado por su humor absurdo, sus actores o porque te ayuda a desconectar; pero como llevo diciendo en toda esta crítica, a mí no me ha convencido y si con diez capítulos no lo hizo, no creo que deba seguir viéndola, ya suficiente he visto para darme cuenta del percal y de lo que se cuece. Una serie que ha intentado ser buena; pero que fracasó en el intento y en la forma de contar las cosas.

Nota: 5 (le doy esta nota por Nathan y el protagonista masculino)

Tráiler:

¿Conocíais la serie? ¿La habéis visto o tenéis ganas? ¿Qué os ha parecido mi crítica?