Twenty One Pilots Madrid: Un concierto de 10 + Fotos + Vídeo

Antes de hacer la crónica que debía haber ido la semana pasada, os pido disculpas por no haber podido sacar entradas la semana pasada, como el martes andaba de viaje de Madrid a Coruña, no hice entrada y la iba a traer el jueves y luego el domingo la siguiente. Pues bien, enfermé y aunque sigo enferma ya me siento mejor y por eso os traigo por fin un martes (ya hacía tiempo que no traía bien las entradas) la crónica del concierto de Madrid de Twenty One Pilots. Así que aquí os la dejo:

Comprara las entradas el primer día que salieran en preventa y desde ese momento me sentía nerviosa porque iba a ver a una de esas bandas que conocía desde 2011 – 2012 gracias a la canción Car Radio (canción que tocaron en el concierto y con la que vibré muchísimo).

En un primer momento iba a ir con mi hermano pero por circunstancias de la vida, él no pudo ir y me tocó ir con mi madre; quien por fallo mío no conocía ninguna canción y eso hizo que no pudiera cantar. Aún así para mi sorpresa, mi madre disfrutó de ellos y eso me alegró mucho la verdad. Porque me alegra ver cuando ella disfruta y es bueno que lo haga.

El concierto duró 2 horas y poco más, fue un concierto que me sentí genial, aunque estaba un poco mal de la espalda y de los ovarios en ese día, eso no me impidió para nada el disfruta. Vibré, canté, grité y salté como otra persona cualquiera mientras las canciones iban sucediéndose en el Wizink Center de Madrid (dónde con anterioridad había visto a Michael Buble y este año no puedo verlo por no tener entradas; pero no pasa nada, ya he aprendido con esto la lección para otra vez y comprarlas el día que salen a la venta).

El momento ukele fue un momento tan bonito que lo atesoro más que ningún otro recuerdo que pueda tener del concierto en si porque el ukele es uno de mis instrumentos favoritos (después del violín claro está) y ver como alguien toca este instrumento es genial.

Si, me compré camiseta del grupo y a continuación os dejo la foto:

View this post on Instagram

Bueno, acabé el concierto de #TwentyOnePilots y ha sido de mis conciertos favs. Pronto veréis vídeo en el canal y crónica en el blog porque ellos se lo han ganado con semejante concierto que han dado. Adelanto que grité, salté, canté y vibré con ellos como nunca antes lo había hecho en un concierto. Y no me arrepiento de na :") Si señores, me compré camiseta del grupo porque un concierto como este merece camiseta :") Por fin conocí a @yolanduska y pronto os enseñaré foto con ella. #Me #Music #Concert #Madrid #Spain #España #Espana #Love #Fav #Selfie #Merchandising #Mercha #VSCO #Capital #TShirt #Pic #Photo #Photography #PicoftheDay #Clothes #Band #Capital #BanditoTour #TOP #Musica #Concierto #Xiaomi

A post shared by Lola Fairytale (@fairylovetale) on

Esta camiseta fue comprada después de hacer una cola fuera (sin éxito alguno la verdad) y luego una pequeña cola dentro donde si tuve éxito de tener una camiseta de mi talla donde por la parte de atrás ponía las fechas del tour de Europa (suelen gustarme ese tipo de camisetas porque así es un recuerdo de un tour al que pude ir y formar parte). Además tener un recuerdo de un concierto como este siempre viene bien la verdad porque como bien os digo, este concierto se ha colocado en mi top 5 de conciertos favoritos y eso es mucho decir. Solo hay dos conciertos que le superan y son el de The Vaccines (en el cual estuve en primera fila) y el de Editors.

En este concierto conocí por fin a una amiga que conocía de las redes sociales, a Yolanda y me alegró conocerla por fin. Conocer a gente con gustos parecidos a los tuyos siempre es bonito.

A continuación os dejo las fotos y el vídeo que subí a mi canal para que lo podáis ver todo y disfrutar conmigo aunque no hayáis ido:

image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host

¿Habéis ido al concierto? Si es así, ¿qué os pareció? ¿Conocíais a la banda? ¿Qué os ha parecido mi crónica?

The Vaccines: Un Concierto para Recordar Siempre + Fotos y Vídeo

Han pasado dos años y unos meses desde que les vi por primera vez y siempre estaba pensando que debía volver a verlos, y al fin eso ocurrió. ¿Cuándo y dónde? Pues el viernes 30 de Noviembre en Coruña, concretamente en la sala INN Club del Puerto de Ocio. Así que sentaros bien y venir a esta crónica llena de momentos.

Lo primero de todo, cuando descubrí que veían a España casi me da algo porque había perdido dos oportunidades de verlos este año. Cuando las entradas estuvieron a la venta compré la mía, necesitaba tener una y no quedarme sin ellas. Una vez que la tuve esperé al concierto con muchas ansias y ganas. El día llegó y todo fue mágico.

Lo primero de todo, hacía como dos o tres semanas que me había probado la camiseta del anterior concierto que adoro mucho porque es tipo beisolera y no me servía, algo que me había dejado un poco de bajona para que engañarnos. El viernes dije, vamos a probarla, por probarla no pasa nada y me sirvió tanto es así que me la llevé al concierto. Una vez allí estaba feliz, como una niña pequeña, ¿la razón? Porque a parte de que iba a volver a ver a mi grupo favorito, estaba en primera fila, no se como lo conseguí pero el destino me quiso y me hizo ponerme en primera fila, tan cerca que casi lloraba de la emoción.

Canté (y eso que no debería haber cantado mucho porque no tengo la voz bien, pero que se le va a hacer, era mi grupo favorito y eso lo perdona todo), grité y baile como una loca mientras escuchaba todas y cada una de las canciones que iban sonando. La atmósfera del lugar parecía mágica y yo me encontraba en una nube, de la cual me costó bajar porque seamos sinceros aquí, si en 2016 había disfrutado del concierto que había casi acabado conmigo conociendo a la banda, este 2018 aunque no les conocí, lo disfruté mucho más, como si fuera una niña pequeña a la que le regalan zapatos nuevos y los estrena por primera vez. Porque parecía que era la primera vez que los veía y no era así.

Las miradas con el cantante que tuve fueron preciosas y poder tocarle aún más, porque si, al estar tan cerca de él, pude sentirle y eso me dejó sin palabras.

El momento en el que me estaban dando el song lists del concierto me dejó un poco triste porque una chica apareció de la nada y me lo robó delante de mis narices haciendo que me dejara un poco de bajón pero tampoco me hizo sentirme mal porque tenía algo que ella no había conseguido, el haber estado en primera fila y el haber tocado al cantante principal del grupo en diversas ocasiones.

Una vez que el concierto con su correspondiente bis acabó, me fui a mirar las camisetas y me compré una de las dos, a ver, quería ambas pero no me llegaba el dinero y cogí la negra, aunque me arrepiento de no haber tenido dinero para haberme cogido también la blanca; bueno, no pasa nada, ya la cogeré en el futuro por la web.

Estoy bien feliz de haber ido al concierto sola porque eso denota valentía por mi parte y a su vez, denota que me hago mayor y ando madurando. Si a nadie de vuestra familia o amigos les gusta ya sea un grupo, un cantante o una película y queréis ir a verlo, ir solos, es una buena experiencia, al principio os va a costar y os dará reparo pero con el paso del tiempo os va a gustar y gracias a una amiga que me insistió allá por Mayo a ir al de Editors sola, ahora ir a conciertos sola es una experiencia única y maravillosa. Y si no hubiera ido sola a este, me hubiera perdido a The Vaccines en mi ciudad, algo que no me lo hubiera perdonado jamás.

A continuación os dejo las fotos y el vídeo propio del concierto:

imgbox imgbox imgbox imgbox imgbox imgbox imgbox imgbox imgbox imgbox imgbox imgbox imgbox imgbox imgbox imgbox imgbox imgbox imgbox imgbox imgbox imgbox imgbox imgbox imgbox imgbox imgbox imgbox imgbox imgbox imgbox imgbox imgbox imgbox imgbox imgbox imgbox imgbox imgbox imgbox imgbox imgbox imgbox imgbox imgbox imgbox imgbox imgbox imgbox imgbox imgbox imgbox imgbox imgbox imgbox imgbox imgbox imgbox imgbox imgbox imgbox imgbox imgbox imgbox imgbox imgbox imgbox imgbox imgbox imgbox imgbox imgbox imgbox imgbox imgbox imgbox imgbox

¿Qué os ha parecido mi crónica del concierto? ¿Conocíais a The Vaccines? Si es así, ¿les habéis visto en concierto o no? Si no les conocíais, ¿tenéis ganas de escuchar más sobre ellos?

Crónica: Vi a Editors en Concierto y fue de lo mejor del mundo más fotos y vídeo

Mi primer concierto del 2018 fue el del grupo inglés, Editors al que conocí en 2017 y eso que haya habían venido a mi ciudad en 2015 o 2016 pero por entonces ni los conocía (si los hubiera conocido por entonces hubiera ido gratis a verles xD).

Antes de hablar del concierto en sí, os voy a contar en términos generales un poco sobre la banda:

Es un grupo británico de música alternativa de la ciudad de Birmingham. Los integrantes, que se conocieron en la Universidad de Staffordshire,  Tom Smith (lead vocals, guitar, piano), Russell Leetch (bass guitar, synthesiser, backing vocals), Ed Lay (drums, percussion, backing vocals), Justin Lockey (lead guitar) y Elliott Williams (keys, synthesisers, guitars, and backing vocals).

Ahora que sabéis algo más del grupo, vamos con lo que importa, la crónica:

Al principio dudaba mucho si ir porque iría sola y nunca había ido sola a un concierto. El ir sola, me daba inseguridad y eso hacía que dudara demasiado. Al final, después de una semana y pico pensando que hacer y hablándolo con varias personas, decidí ir sola. ¿Por qué? Porque no es un grupo que suela venir bastante por Galicia y menos aún a mi ciudad. Además si no hubiera ido, me hubiera arrepentido bastante y yo se.

El sábado disfruté de ellos, pensaba que iba a estar más nerviosa por ir sola pero al final no lo estuve. Fue una experiencia maravillosa, una experiencia que todo el mundo debe disfrutar una vez en su vida. Ir sola a algunos sitios te hace crecer como persona y te hace ver la vida diferente. Ya quiero poder volver a ir sola a conciertos y disfrutarlos como este. Porque este concierto se coloca en mi top de conciertos favoritos. OMG, la acústica era de lo mejor, la forma en la que el grupo cantaba y todo fue maravillosa. Os dejaré un vídeo con unas cuantas canciones del concierto al final de todo para que disfrutéis como yo de ellos aunque sea a través de mi vídeo en mi canal (sorry en el vídeo porque se me escucha desafinar un poco xD).

Los teloneros no me parecieron gran cosa, nadie sabíamos quienes eran ni nada, además cantaron tan poco que pasaron sin pena ni gloria. Lo bueno, venía después. Lo bueno sería escuchar a Editors y hacer vibrar a toda la sala Pelícano (sala que conocía por fotos y poco más, que por fin conocí y me gustó como estaba organizada). Hubo bastante gente de todas las edades e incluso hasta gente de otros países, fíjate tú, que eso es lo bueno.

Cantaron de todo, desde sus temas más actuales hasta sus temas más nostálgicos, aunque soy más de su música actual, escuchar toda su discografía me gusta y más aún si el grupo lo hace como ellos. La claridad con la que se veía el escenario jugaba un punto importante y a favor, haciendo que pudiese sacar aunque estuviese lejos fotos decentes que veréis a continuación.

Como no, hicieron bises al finalizar el concierto en si y tocaron de sus temas más conocidos porque si, esos siempre para el final xD. Casi todos los cantantes o grupos hacen eso para dejar al público con la miel en los labios y dársela al final cuando ya pensaban que no iban a saborearla.

La forma en la que el cantante principal se movía por el escenario me sorprendió bastante, lo hacía de forma tan enérgica y natural que era casi hipnótica, algo que me gustó.

Y bien, ¿qué te compraste Lola de merchandising de la banda? Aunque no os la vaya a enseñar porque no tengo la foto a mano, me compré una taza (la cual veréis en su momento en algún vídeo de tazas en mi canal, así que la veréis en un futuro xD) porque las camisetas eran caras (25 euros) y la taza estaba a 8, por eso decidí la taza para aumentar así mi familia de tazas xD.

Un concierto, que como bien dije, va a mi top de conciertos favoritos. Gracias a esas personitas que me animaron a ir sola, a sacar adelante mis miedos y disfrutar de esta experiencia, porque la disfruté demasiado.

A continuación os dejo las fotos que saqué y el vídeo:

image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host

¿Conocíais al grupo? Si es así, ¿cuál es vuestra canción favorita de ellos? ¿Les habéis o tenéis ganas de verles en concierto? Si no los conocíais, ¿qué os han parecido? ¿Os ha gustado mi crónica?

Carlos Baute: Crónica de un Concierto Mediocre más Fotos

El sábado 19 de Agosto fuimos al concierto gratuito que dio el cantante venezolano Carlos Baute en Melide, un pueblo de la provincia de A Coruña. Todo iba a ir bien pero empezó mal ya desde que llegamos al lugar. El concierto se suponía que iba a empezar a las 12 de la noche como él decía en redes, como decían los carteles del pueblo y no empezó a esa hora, entonces, ¿a qué hora? Pues si pensáis que se retrasó diez o quince minutos estáis mal porque en realidad se retrasó 45 minutos. Nunca había visto un cantante que se retrasase tanto y por fin lo comprobaba.

Antes de que el Baute empezase, yo estaba apoyada en una mesa que estaba inutilizada y me mancharon el culo de chocolate porque algún gracioso del pueblo comprara el chocolate caliente en la churrería de al lado y como no, lo apoyara en la mesa donde yo estaba y mi culo acabó lleno de chocolate, suerte que iba de pantalón negro y poco se veía.

Otra cosa que no me gustó fue la zona del concierto, habitualmente los conciertos de cantantes o grupos se ponen en la zona del crucero y éste se puso en la zona de las orquestas, a saber el motivo pero me pareció raro. Bueno, tenía cerca el bar de los amigos de la familia y así tenía cerca a mis tíos y mi padre que vinieron con nosotros al concierto.

Cuando empezó por fin el concierto, no fue tan bueno como cabía esperar. Yo ya le había visto actuar un poco en el encendido de luces del árbol de Navidad en el centro comercial Marineda de mi ciudad y cuando supe que iba a las fiestas de mi pueblo, decidí ir a verle con mi madre. Se escuchaba fatal, el audio era tan bajo que no se escuchaba tan bien como uno esperaba y eso que no estábamos tan alejados del escenario. Se escuchaba mejor a un grupo de unos cuatro hombres que se sabían todas y cada una de las canciones que Carlos cantó esa noche, no me preguntéis como, pero se las sabían. Raro, lo se y más en un hombre pero bueno.

Yo pensaba que teniendo tantos éxitos como tiene Carlos iba a durar mucho el concierto y al final duró poco, una hora y diez minutos escasos. Me asombró que durase eso. Estaba decepcionada porque no tocaba el Colgando en tus Manos y ya en los bises (canciones que se cantan después de que el grupo o cantante se hayan despedido del público y que tocan porque el público pide otra) la cantó. Fue la única canción que medianamente se escuchaba algo y me decepcionó eso.

Luego el juego de luces, aunque no era tan fuerte, no era un juego de luces muy adecuado, tenían paneles atrás para poner cosas y podían haber puesto lo que pasaba en el escenario porque poco se veía.

En definitiva, un concierto mediocre, que no ha sabido cautivar mucho la atención del público, muy corto y con pocas expectativas de que algún día repita el verle en directo.

A continuación os dejaré unas cuantas fotos, no son grandes fotos, pero son unas pocas para que podáis ver mejor como era todo y así lo comprobáis también vosotros:

image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host 

¿Qué os ha parecido mi crónica del concierto? ¿Conocíais a Carlos Baute? ¿Habéis ido a algún concierto suyo o tenéis ganas?

Crónica: Viajando a Gijón conocí a James Rhodes

12963664_10207721734094735_7180110262762119810_n

Hoy en esta entrada os contaré algo que hice el fin de semana del 15 de Abril, viajé por primera vez a Gijón, ciudad que no conocía de nada, solo de fotos y poco más. El 15 empezó mi viaje, a las 10 de la mañana cogimos mi madre y yo un autobús desde Coruña con destino Gijón, ¿por qué? Porque iba a ver el sábado 16 al pianista James Rhodes en concierto en la sala Laboral de Gijón, ¿le llegaría a conocer? Eso no lo sabía en un primer momento. Después de cinco horas en el autobús, de haber leído un libro entero, llegamos a nuestro destino. Lo primero que hicimos fue ir a registrarnos al hotel, dejar las cosas en la habitación e irnos a comer. Una vez todo eso listo, salimos a explorar la ciudad y como no, yo con el libro de Rhodes en la mochila todo el rato, quien sabe, a lo mejor me lo encontraba por la calle.

Recorrimos casi toda la ciudad, visitamos las termas, compramos una tela que yo quería para un vestido de un cosplay, que a la vez me sirve como vestido para usar de ropa habitual. También vimos parte de la ciudad vieja y poco más hicimos el viernes. No, ese día no fue el día que conocí a James, una pena, porque tenía muchas ganas. Pero aún me quedaban días, y se dice que la esperanza es lo último que se pierde y eso pensé yo.

El sábado madrugamos, ¿por qué? Porque teníamos mucho que hacer, primero desayunamos en el hotel, una vez que desayunamos, salimos preparadas, yo con el libro, las tres baterías del móvil y mis ganas de ver más cosas y sobre todo disfrutar de un concierto de piano único. La primera parada de todas fue como no, el acuario, pedazo acuario tienen allí, después de caminar un buen trecho hasta llegar a él, disfrutamos de un recorrido lleno de experiencias, animales que no se ven en el acuario de la Coruña y como no, de recuerdos que me llevé de allí, si, porque vi chapas, camisetas y marcapáginas y compré un poco de cada. Soy así, y como colecciono esas cosas, debía hacerlo. Lo único que no encontramos allí fue a la nutria, pero aún así fue maravilloso ver tantas tortugas, tiburones y hasta pingüinos.

Siguiendo aún siendo por la mañana y que por fin la lluvia había amainado un poco, decidimos caminar antes de ir a comer y nos encontramos con el museo del ferrocarril, que como no, entramos y disfrutamos de los diversos trenes que allí tenían, en alguno hasta me saqué foto. Me gustó como estaba montado.

13000095_1062301720515797_9089625328838360529_n

Una vez ya visto los dos museos, decidimos ir a comer a un sitio que nos habían recomendado en el hotel llamado Casa Astur y que buen sitio, el ambiente que se respiraba era maravilloso, además los platos que se te ofertaban en la carta te hacían la boca agua. Nosotras pedimos el cachopo auténtico para probarlo y que rico, se nos deshacía en la boca de lo bueno que estaba. Comimos muy, pero que muy bien allí. Cuando acabamos, como aún quedaba bastante para el concierto, decidimos ir al jardín botánico, ¿por qué? Porque quedaba cerca de donde se celebraba el concierto y así conocíamos también otro lugar. No pudimos ni acabarlo de ver de lo inmenso que era, si creo que solo recorrimos un tercio del recinto. Pero aún así, lo poco que vimos lo disfrutamos.

Cansadas de estar de pie, decidimos ir al la iglesia de la Laboral para ir a la cafetería y sentarnos mientras esperábamos a que el concierto empezara. La lluvia volvió y pensé que por su culpa no conseguiría que lo que me proponía se fuera a cumplir, pero estaba equivocada. Mientras mi madre preguntaba donde se celebraría el concierto y donde quedaba el sitio, yo sacaba fotos a todo y, en esto que me fijo para un lateral de la iglesia y lo veo allí hablando por teléfono; su pelo hizo que le reconociera. Con el corazón empezando a latir fuerte caminé con mi madre alrededor de la iglesia, ella sin saber porqué lo hacía. Cuando estuvimos en el lateral que estaba él, le dije a mi madre

– Es él, mamá que es él.

Ella me contestó:

– Dile algo, que no se te escape.

– Espera que está hablando por teléfono.

Pero como le vimos entrar, le dije hello, pero no me escuchó, ya que seguía hablando por teléfono. En todo momento tenía mi corazón latiendo a 1000 por hora, las manos temblorosas y sudorosas a la vez; y la voz quebrada de la emoción. Mi madre le pidió a uno de la organización si nos dejaba conocerle, al principio dudó, pero nos dejó. También le pedimos para que nos dejara estar a dentro para no mojarnos y también nos dejó. Una vez que Rhodes acabó de hablar por teléfono, me miró, le enseñé el libro y sonreí como una tonta.

Le pedí en un inglés caca, en esos momentos no pensaba con claridad, si me firmaba el libro, me dijo que sentía no tener un bolígrafo, con lo que yo saqué varios de un estuche. Cuando iba a coger uno, me disculpé porque no era bolígrafo, si lo hubiera usado hubiera puesto su firma con raya de ojos; pero al final de decantó por un rotulador rojo. Me firmó el libro, mi madre que le hablaba en castellano le dijo, mira cuantos post-its y él dijo: wooo, cuantos (todo esto en inglés claramente xD). Una vez que tuve el libro firmado, algo que atesoraré siempre, le pedí una foto. Al principio iba a sacarla mi madre, pero no le dejé, ¿motivo? Mi madre suele sacar veinte fotos y de esas veinte, solo vale media xD, sin ofender mamá, pero no sabes sacar fotos con el móvil. Así que le pedí al de la organización que las sacara, sacó varias donde salimos mi madre, Rhodes y yo. Luego quise una de él y mía solos, con lo que le pedí a él en inglés si podíamos una juntos y le dice a mi madre en castellano: lo siento, en ese momento me pareció tan cuqui. Una vez que el de la organización sacó la foto, James se despidió de nosotras y nos dijo que disfrutáramos del concierto, cosa que hicimos.

12987101_10207721735294765_5833487664719421165_n

Con la fotos y el autógrafo me sentía única, me sentía que iba a explotar, había conocido a James Rhodes como primer famoso internacional y que fuera él, hacía que valorara más las cosas. Subidas las fotos a todos lados, contada la experiencia a todos, me sentí mejor, pero la sonrisa tonta no desapareció en ningún momento.

¿Qué decir del concierto? Aunque solo duró una hora y poco, fue un concierto genial, escuchamos hablar a Rhodes en castellano leyendo de su libro, escuchamos cosas que nos contaba y disfrutamos de la música que él tocaba en el piano, su forma de tocar en única. Me encanta como se maneja, como lleva la música a otro nivel, es único en ese aspecto.

Una vez que el concierto acabó, volvimos al hotel a descansar unos minutos y también para que yo procesara todo lo que había pasado aquel día. El día había sido redondo y fue gracias a mi querida Maria de la web Soy Cazadora de Sombras y Libros, porque sin ella ayudándome a mirar en las redes sociales de James, no lo habría llegado a conocer.

El domingo fue algo más ligero la cosa, como nos volvíamos ya para casa a las cuatro de la tarde, decidimos pasear cerca del hotel y llegamos a una feria/mercadillo en el palacio de exposiciones que hay en frente al estadio del equipo de la ciudad, hasta comimos allí. Había muchos puestos, y como no, yo compré películas de segunda mano, que también ya llevaba varias del día anterior, porque habíamos descubierto el cex de allí y como no, tuve que entrar; también compré chapas a montones y un marcapáginas con forma de piano.

A las cuatro de la tarde cogimos el autobús destino Coruña, el fin de semana había acabado, era hora de volver a la realidad, pero no lo olvidaría. Gijón me encantó, no solo porque le pude conocer, sino porque la vida de la ciudad está en torno al paseo marítimo y eso me gustó.

Una gran viaje, una gran experiencia y siento que la crónica fuera tan larga, pero debía volcar aquí todo lo que había pasado, porque las experiencias así solo ocurren una vez en la vida.

¿Qué os ha parecido la crónica? ¿Conocéis Gijón o tenéis ganas? ¿Sabéis quien es James Rhodes o por el contrario no?