Glee: Temporadas de la 1 a la 3: La Era Dorada de la Serie

Datos:

Directores: Ryan Murphy (Creator), Brad Falchuk (Creator), Ian Brennan (Creator), Brad Falchuk, Ryan Murphy, Alfonso Gomez-Rejon, Eric Stoltz, Bradley Buecker, Elodie Keene, Paris Barclay, John Scott, Carol Banker, Adam Shankman, Tate Donovan

Reparto: Lea Michele, Cory Monteith, Dianna Agron, Chris Colfer, Jessalyn Gilsig, Jayma Mays, Kevin McHale, Matthew Morrison, Amber Riley, Mark Salling, Jenna Ushkowitz, Jane Lynch, Naya Rivera, Iqbal Theba, Harry Shum Jr., Chord Overstreet, Samuel Larsen, Damian McGinty, Lindsay Pearce, Blake Jenner, Heather Morris, Darren Criss

Sinopsis:

Glee es una comedia de televisión, emitida por la cadena Fox. La trama se basa en una escuela preparatoria, y los integrantes de un coro estudiantil, también conocido como Glee.

Opinión:

Adoro Glee con todo mi ser, de hecho, fue la primera serie a la que me enganché semana a semana desde el principio y eso me dejó marcada. Y por eso este 2018 la estoy volviendo a ver; no solo porque ya tenía ganas de volver a verla desde hacía meses y meses, sino también porque cada día que pasa y hablo de Glee con mi querida Mónica más ganas me entraban y por eso, puedo hablaros con más claridad de estas temporadas. Ya he acabado las tres primeras temporadas o lo que es lo mismo para mí, la era dorada de la serie en tiempo record, ni una semana me han durado, ha sido un visto y no visto, algo sorprendente la verdad. Y tiene un porque eso. Un porque importante (me recuerda esto a Gossip Girl en parte con la marcha de algún personaje que jugaba un papel decisivo en la trama de la historia) que ahora os voy a contar, así que quedaron a leer el resto de la crítica (que va sin spoilers para aquellos que no han visto la serie y tienen miedo de que pueda spoilearla) y descubrir mis motivos de porque llamo así a estas tres temporadas.

Las tres primeras temporadas son donde el cast original está al completo, ese cast con el que todo empezó y donde poco a poco se van uniendo personajes nuevos como es el caso de Blaine Anderson (Darren Criss es quien le interpreta). Pero el cast original está y eso hace que la serie cobre fuerzas y nos haga vibrar, reír e incluso hasta soltar alguna que otra lágrima con cada capítulo.

Las historias que se cuentan en estas tres primeras temporadas marcarán un antes y un después en la historia de las siguientes temporadas que restan. Veremos embarazos, desamores, rupturas, nuevos romances, cameos de famosos haciendo o de ellos mismos o de personajes dentro de la trama de la serie (como puede ser el caso de Matt Bomer como Cooper Anderson, el hermano mayor de Blaine (para que no me lo preguntéis, sale en el capítulo 15 de la tercera temporada); entre otros) y sobre todo por mucha pero que mucha música. Porque si algo caracteriza a Glee es en ser pionera en cuanto a series musicales se refiere. Sé que hubo más series musicales a posteriori, pero ninguna al nivel de esta (que me vi los pilotos de varias de ellas y no me convencieron para nada).

Con Glee descubrí que ser diferente no estaba mal, que ser especial (me refiero con alguna enfermedad) tampoco debía ser algo discriminatorio; también descubrí que cualquier raza étnica o condición sexual tenía su sitio en el mundo y podía expresarse como cualquier otra persona.

Glee me enseño en estas tres temporadas a que no importa como uno sea, que encontrará su lugar en el mundo y hará que eso sea especial. También me enseñaron a que todos pueden llegar a ser amigos sin importar en que grupo de la jerarquía del instituto se encuentre cada persona.

Con estas tres primeras temporadas Glee se ganó mi corazón. Estas temporadas me marcaron mucho y aún a día de hoy lo vuelven a hacer. Sus canciones fueron parte indiscutible de mi adolescencia y ahora cuando me pongo a escucharlas, mis pelos se erizan como la primera vez que las escuché.

Uno de mis momentos favoritos siempre será el momento en el que Will (personaje interpretado por Matthew Morrison) se pone enfermo y ve Singing in the Rain (mi película favorita desde los 8 años cuando bailé en danza el tema que da nombre a la película) varias veces en una misma semana (que eso lo suelo hacer yo también cuando no estoy muy bien). Otro de mis momentos favoritos y que siempre me pondrá la piel de gallina es el final del primer episodio cuando cantan Don´t Stop Believin los pocos integrantes que había en ese momento en el Glee Club que acabó llamándose New Directions (Nuevas Direcciones); nombre bien acertado.

Si no habéis visto Glee, hacerlo, sobre todo estas primeras temporadas porque son las mejores (desde mi humilde punto de vista) porque descubriréis mucho y disfrutaréis también mucho.

Nota de las Tres Temporadas: 8,9

Tráiler:

¿Conocíais la serie? Si es así, ¿la habéis visto? Si es que si, ¿qué os pareció? Si todavía no la habéis visto, ¿la veréis? ¿Qué os ha parecido mi crítica?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s