Fui a Ferrol y disfruté de Glen Hansard: Crónica más Fotos

El sábado día 1 de Abril mi madre y yo nos dispusimos a ir a Ferrol al concierto del cantante y actor irlandés Glen Hansard pero aquí no empieza la historia y la crónica. Todo comenzó un 28 de Diciembre, día de los santos inocentes en España, cuando dos páginas de Ferrol anunciaban que iba a tocar en la ciudad, como él no lo decía, pues pensaba que era una broma, estuve pensando eso semanas y diciendo, Glen di algo o me muero aquí esperando a saber si no ha sido una broma; al final no fue una broma. Me alegra haberle visto actuar en Ferrol, no solo porque me encanta como actúa, sino también porque el año pasado había perdido la oportunidad de verle en Madrid, Barcelona o Bilbao, así que cuando me dijeron que las entradas de  Glen en Ferrol  ya estaban a la venta no me lo pensé dos veces y las compré. Un dinero muy bien gastado y os contaré si seguís leyendo el porqué digo esto de bien gastado.

No, esta vez no hubo suerte ni antes ni después del concierto para conocerle, yo que llevaba mi Blu-Ray de Once (película que Glen protagoniza y que tiene un Oscar a la mejor canción) por si tenía suerte y me lo firmaba, pero no pudo ser, el destino no siempre juega a mi favor, aún así el concierto fue genial.  Y no descarto poder conocerlo en otro momento, siempre hay que ser positivos en ese punto.

Llegamos a la tarde a Ferrol y como quedaba bastante para el concierto dimos una vuelta por la ciudad, dar una vuelta es un decir, porque solo dimos unas vueltas a una manzana  y ya, poco hay en la ciudad. A ver, que entramos en una pastelería/heladería y no tenían más que dos tipos de pastas y en otra pastelería tenían sobre todo chocolate y bollería poca. A su vez, El Corte Inglés super cutre sin librería, bueno miento, tenían una con 4 libros y ya; a su vez, no vi ninguna librería, con lo que me gusta ir a mí a librerías para mirar y coger marcapáginas si dejan, pero nada. Después de dar vueltas y de entender más o menos las indicaciones para ir al Auditorio de Ferrol en Caranza, llegamos y de milagro aparcamos enseguida. Como todavía quedaba una hora para el concierto fuimos a un bar a comer algo por si el concierto se alargaba, ¿comimos? No, el camarero muy lento y diciendo que no, que la comida no la darían hasta mucho más tarde, bueno, no pasó nada, ya comeríamos a la salida, ojo, salimos antes de las doce y la cocina ya estaba cerrada; es decir, que la cocina de ese bar solo estuvo abierta dos horas, no saben aprovechar las oportunidades cuando hay concierto y más cuando son el único bar que está enfrente del Auditorio que da algo diferente a bollería, porque el que estaba al lado es lo que daba.

Pero a lo que iba, que me disperso y me pongo a decir las cosas negativas de la ciudad sin hablar de lo que debo. Antes de sentarnos en nuestro sitio a falta de media hora del concierto miramos que merchandising había, porque si, de casi todos los conciertos a los que he ido tengo algo, sobre todo camiseta. Lo que me extrañó es que solo tuviesen los CDs y camisetas y no el DVD/Blu-Ray de Once allí a la venta. Había dos tipos de camisetas y compré una, toda feliz estaba yo con ella, pero un poco triste por no haberle visto, aunque, no siempre voy a tener suerte de encontrarme a los artistas antes del concierto/obra. Ni mi madre ni yo sabíamos que tendría teloneros y cuando los escuchamos nos gustaron, eran dos chicos, una chica y un chico de Galicia que habían hecho la gira de España con él. La forma en la que los teloneros cantaron nos gustó, la chica tenía una voz muy potente al igual que el chico y cuando tocaron como si estuviesen en la calle sin ningún adictivo de sonido se les escuchaba muy bien y aún mejor que con los adictivos de sonido.

El concierto contando a los teloneros duró casi 3 horas, tres horas llenas de magia y de buena música, tanto es así que mi madre disfrutó mucho. A parte de cantar sus canciones tanto de sus discos como de la película tocó canciones de Leonard Cohen con Javier Mars; un señor que había formado parte de la banda de Leonard Cohen. Su concierto fue minimalista; ¿a qué me quiero referir con esto? Pues que solo había en el escenario un piano antiguo ya gastado, dos lámparas, una grande y otra pequeña encima del piano, dos sillas, dos micrófonos un cartel y ya. Dependiendo de la canción usaba un tipo determinado de guitarra o de instrumento de cuerda.

Nos hablo de su experiencia del camino de Santiago que hizo con sus amigos a remo en una barca de Santander a Coruña, pasando por Ferrol entre otras ciudades, dicho camino lo hizo en Junio del año pasado. También nos contó como había ido a un concierto de Leonard Cohen con su primo y como habían tenido que perderse medio concierto porque a su primo le había dado un ataque de epilepsia, pero Leonard les dio entradas para el concierto de la noche, antiguamente los artistas hacían conciertos a la tarde y a la noche en la misma ciudad para que la gente disfrutase y los que se habían quedado sin entradas de un concierto pudiesen coger las de otro.

Su forma de tocar es maravillosa, hizo que todos los presentes que habían ido a verle actuar disfrutaran mucho de como lo hacía, porque si, Glen Hansard tiene algo que hace que quieras más y más. El concierto fue un concierto intimista que me gustó, ese formato de conciertos en una sala de conciertos como un auditorio me gustan mucho porque son un tipo de conciertos que te transmiten mucho, no digo que los conciertos en grandes espacios como palacios de deportes no me gusten, pero es que me parecen mejor estos porque te parece que el artista te habla a ti y hace que el concierto sea más especial. ¿Por qué digo que Glen hace que quieras más y más? Porque Glen hace que lo que toca lo haga con una pasión asombrosa, con una voz que te transporta y que te hace soñar, sobre todo cuando se pone a cantar las canciones de la película porque recuerdas las escenas y sonríes como una tonta, que fue lo que pasó en mi caso. En definitiva volvería a otro concierto de él sin dudarlo.

A continuación os dejo las fotos del concierto. Pero antes os pregunto, ¿conocíais a Glen Hansard? Si es así, ¿lo habéis visto en concierto? Y si no es así, os recomiendo conocer su música, ¿qué os ha parecido mi crónica?

image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host

Anuncios

2 pensamientos en “Fui a Ferrol y disfruté de Glen Hansard: Crónica más Fotos

  1. Vaya!! No me sonaba de nada este hombre, pero ese normal ya que nuestros géneros musicales son como los literarios, que casi nunca coinciden.
    Me alegro que disfrutarás de las 3 horas de música y magia!
    Un beso!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s