Retomando entradas: El Baile

Retomando No solo retomo críticas, también historias que hice en mis antiguos blogs para que vayáis leyendo aquellos que no las leísteis o los que las leísteis, las retoméis. Aquí va:

 

Ella bajaba las escaleras con cuidado para no caerse, mientras él se encontraba en la biblioteca leyendo después de haber estado jugando una partida de ajedrez con un viejo amigo al que había ganado. Cuando ella consiguió bajar las escaleras fue a la biblioteca encontrando a Jude de píe leyendo en una pose muy provocativa.

– Jude, ¿vamos al baile o qué? – preguntó ella desde el umbral de la puerta mirando como él seguía leyendo.

– Si querida, vamos al baile – dijo él levantando la vista del libro y mirando a su acompañante – esta noche estás espectacular.

– Gracias querido – él la cogió de la mano, le dio una vuelta y ella sonrió – vamos que se hace tarde.

Ambos salieron de aquella biblioteca de estilo románico y con muebles antiguos que le daban un aire de autenticidad y antigüedad. Recorrieron el largo pasillo hasta la puerta principal, donde cogieron una chaqueta para no pasar frío. En el coche que él poseía, ella se sentía cómoda, como si aquel coche él lo hubiera comprado para estar con ella cuando en realidad no había sido ese el motivo.

Ella encendió la música y dejó que Frank Sinatra inundara el coche con su voz hasta llegar al edificio donde se celebraría el baile. En cuestión de minutos llegaron a aquella mansión que seguro sería de antes de la Primera Guerra Mundial, era una casa grande bien cuidada, pintada en un color blanco roto, con amplios jardines a ambos lados muy bien cuidados.

Jude le explicó que este tipo de casas las usaban casi siempre para fiestas y poco más, ya que son muy grandes como para que una familia viva en ella. Antes de salir del coche, le besó, no habían hablado en todo el trayecto y eso no era normal en ellos. Salieron del coche y la inmensidad de aquella casa la sobrecogió.

Jude apareció a su lado y la cogió del brazo; la llevó a dentro donde un empleado lw cogió la chaqueta con amabilidad. Se colocó bien el pelo y el vestido, no quería parecer una desarrapada ni una loca.

– Relájate, todo va a salir bien, ya verás – le tranquilizó mientras bajaban as escaleras de mármol que daban a una amplia estancia adornada con unas preciosas y caras lámparas, sabía que eran caras porque seguramente eran muy antiguas.

– Hay mucha gente, seguro que me pongo nerviosa y fastidio todo – dijo ella mirando cada detalle que podía observar y a la gente que allí se encontraba. Era gente de clase alta con ropa y joyas caras. Se miró la ropa, no era gran cosa, pero sí que le había costado lo suyo, ya que no ganaba mucho – a disfrutar de la noche.

– Así me gusta, disfrutemos de esta fiesta – había tantos camareros pasando con canapés y con bebidas, que en una de estas Jude le quitó de una bandeja dos copas de champán, una se la dio a ella y la otra se la quedó él – brindemos por nosotros, por nuestro amor.

Brindaron por el amor que sentían el uno hacía el otro, bebieron un poco del champán cuando fueron interrumpidos por alguien. Un amigo de Jude, porque ella allí no conocía a nadie. Ella se quedó donde estaba mientras él saludaba a su amigo, seguía dándole sorbos a su bebida cuando Jude apareció de nuevo, la cogió del brazo y la arrastró a la pista de baile. Todo el mundo que bailaba estaba bailando un vals y Jude quería bailarlo con ella; así que se colocaron para bailar y se quedaron bailando un rato. Para ella bailar con él era un sueño, un sueño que se había hecho realidad allí mismo en aquella casa

– Te quiero – soltó de repente Jude, ella le miró a los ojos y lo único que pudo hacer fue besarle, dejó que el jugueteara con su boca, dejó que Jude le metiera la lengua el tiempo que él quisiera; seguían bailando mientras se besaban – bailar contigo me ha abierto la mente, me he dado cuenta de que te quiero y de que eres la única mujer que me ha visto tal y como soy.

– Yo también te quiero – comentó ella mientras apoyaba su cabeza en el pecho de él – desde el primer momento supe que te quería, cuando descubrí como eres no le di importancia, seguí queriéndote. Te quise y siempre te querré.

Anuncios

4 pensamientos en “Retomando entradas: El Baile

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s